Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

13/02/2018 7:57 pm ET

Trump planea recortar ayuda económica y ofrecer cajas de comida a cambio

Al parecer, el presidente Donald Trump pretende que el gobierno decida lo que comen los estadounidenses menos favorecidos.

¿Cómo hacer para recortar gastos sociales en el presupuesto federal para mitigar el déficit público o, por qué no, para redirigir el dinero a mayor gasto militar, muros fronterizos y otros esquemas? La Casa Blanca ha imaginado un esquema para llevar eso a cabo, al menos de modo parcial, pero en ello está en juego la alimentación de millones de personas de bajos recursos.

De acuerdo al portal Politico, en la iniciativa de presupuesto de 2019 recién presentada por el gobierno federal existe una provisión que plantea reemplazar cerca de la mitad del gasto en el programa SNAP, antes conocido como ‘cupones de alimentos’, que actualmente está dirigido a asistencia económica para compra de alimentos para familias de muy bajos ingresos. La idea es que en vez de entregar a las personas 100% de los recursos para los que son elegibles vía una tarjeta (con la que se pueden hacer compras de productos básicos aprobados), solo se les dará el 50% del monto y el resto se proveerá con la entrega de una caja de alimentos “100% cultivados y producidos en Estados Unidos”

De acuerdo a la Casa Blanca, ese esquema, bautizado como ‘America’s Harvest Box’ (algo así como la ‘Caja de la Cosecha Estadounidense’), permitiría ahorrar 129.000 millones de dólares en 10 años y daría a los beneficiarios del programa SNAP alimentos con el mismo valor pero a menor costo para las arcas públicas. Además, serían los gobiernos estatales quienes operarían y decidirían cómo distribuir esos alimentos.

El esquema propuesto fue descrito por el director de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney,  como un programa “tipo Blue Apron”, en alusión a la compañía que vende alimentos por Internet y los envía a las casas de sus clientes.

Pero la propuesta es controversial. En principio, como se comenta en la radio pública NPR, el sustituir la mitad del dinero de los beneficios de SNAP por una caja con comida envasada o enlatada recortará sustancialmente la decisión de las familias sobre los alimentos que desean adquirir y consumir. Actualmente, las familias de bajos recursos reciben dinero, indica NPR, en una tarjeta que puede ser usada para adquirir alimentos en tiendas y supermercados. Así, aunque hay ciertas restricciones, los beneficiarios de SNAP pueden comprar una amplia cantidad de alimentos frescos (pero no bebidas alcohólicas, productos de limpieza, medicamentos o comidas previamente preparadas), y tienen la posibilidad de administrar ese dinero y decidir lo que ponen en la mesa de sus familias.

Pero bajo el esquema ‘America’s Harvest Box’ los beneficiarios de SNAP que reciben al menos 90 dólares (actualmente unos 16 millones de hogares)  verán recortado ese dinero a la mitad y en su  lugar recibirán la caja de comida, que se afirma incluirá cereales, pasta, vegetales y frutas en lata, frijoles y leche que no requiere refrigeración. Con todo, esas cajas no contendrán alimentos frescos, por lo que las opciones nutricionales de los beneficiarios se verían modificadas con este nuevo esquema. Y en cierto modo implicaría estandarizar las opciones de alimentos de los beneficiarios, acotando por ello las opciones y nulificando, por ejemplo, cuestiones de tipo cultural, social, médico o religioso que tienen relación con la dieta de las personas.

Y se ha dicho que en realidad la comparación con Blue Apron hecha por Mulvaney es equívoca, porque la caja de alimentos que propone la Casa Blanca no contendría alimentos frescos (Blue Apron, en cambio, envía en sus paquetes frutas, verduras, carnes y pescados) y es dudoso que les sea enviada directamente al domicilio de cada beneficiario, como sí es el caso de la citada compañía.

Lee también:

Advertisement

Internacional

Buscan empleado para cuidar 55 gatos en una paradisíaca isla

La organización aclaró “no es broma”.

cuidar gatos

La organización caritativa God’s Little People Cat Rescue publicó en su cuenta de Facebook una oferta de empleo que dio la vuelta al mundo. ¿De qué trata? La entidad busca a un cuidador para que alimente a 55 felinos callejeros que viven en la isla Siros, en Grecia. A cambio, se ofrece salario fijo, vivienda con jardín y un auto.

“No es una broma“, advirtió antes que nada la asociación dedicada a la protección y rescate de gatos, el 5 de agosto, cuando compartió en la red social la propuesta laboral que al día acumula 21 mil ‘likes’, 22 mil comentarios y fue compartido 26 mil veces.

Lee también: Seis países se unieron para denunciar a Maduro en La Haya

Según escribió Joan Bowell, la fundadora del santuario en el que viven libremente estos animales, el empleo lo podrá disfrutar alguien “que aprecie la naturaleza, le guste la tranquilidad y de disfrutar de su propia compañía”. Claro que, además, lo acompañará un importante grupo de gatos.

Tal como explican en el posteo, la búsqueda se orienta a una persona mayor de 45 años, y que sepa de “psicología de gatos”. También tiene que ser capaz de alimentarlos a todos y de medicarlos. Por eso, según aclaran, existe “un bono añadido si usted es veterinario”.

Además, a quien haga este trabajo le entregarán la casa adosada al santuario para que disfrute de las instalaciones con todo pago y del increíble jardín propio que tiene con vista al mar Egeo. Todo esto, además de un sueldo fijo.

PAID JOB OFFER WITH CATS! (this is genuine and NOT a joke – friends, please feel free to verify!). A very special…

Posted by God's Little People Cat Rescue on Sunday, August 5, 2018

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Internacional

El Vaticano encubrió a más de 300 sacerdotes acusados de abusos sexuales

1000 niños identificados se encuentran entre las víctimas.

La Corte Suprema del estado de Pensilvania, en Estados Unidos, reveló este martes 14 de agosto un informe sobre abusos sexuales cometidos en torno a las instituciones de la iglesia católica de la región, donde se contabilizan al menos 300 sacerdotes responsables de los delítos contra miles de personas, incluyendo 1000 niños identificados.

La investigación fue resumida en 1.300 páginas y el material lo difundió el fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, quien ofreció una extensa charla para abordar el tema.

“Los sacerdotes estaban violando a niños y niñas, y los hombres de Dios que eran responsables de ellos no solo no hicieron nada: lo escondieron todo”, dice el reporte, según el medio USA Today.

Lee también: El Papa aceptó dimisión obispos chilenos tras escándalo de abusos sexuales

El diario puntualiza que los pederastas amenazaban a las víctimas para que no hicieran denuncia alguna. Muchos de los casos tuvieron lugar hace al menos 70 años.

Personas abusadas murieron antes que se hiciera justicia por ellos, pues no se atrevieron a relatar sus vivencias, o en su defecto, los acusados muerieron sin ser penalizados: “Como consecuencia del encubrimiento, casi todos los casos de abuso que encontramos son demasiado viejos para ser enjuiciados”, reza el documento.

Asimismo, informa que “varios administradores diocesanos, incluidos los obispos, a menudo disuadieron a las víctimas de denunciar abusos a la Policía, presionaron a las fuerzas del orden público para que cancelaran o evitaran una investigación o llevaron a cabo su propia investigación deficiente y sesgada, sin informar de los crímenes contra los niños a las autoridades correspondientes”.

Shapiro, afirmó que hubo “encubrimiento sistemático por altos funcionarios de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano”.

Alejandro Bernal – Con información de Sun USA

Seguir leyendo

Internacional

Embajada de EE.UU. respondió al comentario de Maduro sobre el FBI

El presidente abrió la posibilidad de que el FBI coopere en la investigación del supuesto atentado en su contra.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, abrió la posibilidad de que Estados Unidos coopere en la investigación de un supuesto atentado en su contra, del cual culpa a la oposición.

“Si el gobierno de Estados Unidos ratificara su ofrecimiento de cooperación del FBI (policía federal) para la investigación de los vínculos en la Florida con el plan del asesinato (…), yo lo aceptaría, estaría de acuerdo que venga el FBI”, aseguró este sábado el mandatario en un acto con el alto mando militar.

Lee también: Saab: Enviamos alerta roja a Interpol para captura de los implicados en el atentado

En ese sentido, la Embajada de Estados Unidos en Venezuela respondió este martes a través de sus redes sociales a dicho comentario del mandatario.

“Si un gobierno extranjero desea solicitar apoyo investigativo al gobierno de los Estados Unidos, dicha solicitud debería realizarse a través de los canales establecidos“, indicó.

Contexto Diario

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement