Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

24/04/2018 9:15 am ET

Las violentas protestas ponen contra la pared a Ortega en Nicaragua

Las violentas protestas en Nicaragua, que han dejado al menos 27 muertos, en su mayoría estudiantes, han puesto contra la pared al Gobierno de Daniel Ortega, a quien, dicen sus defensores, intentan sacar del poder.

Ortega, un exguerrillero de 72 años, enfrenta desde que retornó al poder en enero de 2007, tras gobernar Nicaragua de 1985 a 1990, la más grande rebelión en las calles, de la cual los universitarios han sido los principales protagonistas.

Las protestas estudiantiles comenzaron el miércoles pasado por una controvertida reforma a la seguridad social, derogada este domingo por Ortega, que degeneraron en violencia con saldo de muertos a tiros, entre ellos un periodista que transmitía en vivo el sábado.

La violencia se avivó luego de que un fuerte dispositivo policial asaltara, horas después de derogado del decreto con las reformas, el campus de la Universidad Politécnica (Upoli), al este de Managua, donde los agentes lanzaron balas de plomo de distinto calibre, según denunciaron los estudiantes.

La derogación del decreto vino demasiado tarde. Tuvieron que perderse casi 30 vidas y poner presos a más jóvenes para que Ortega se diera cuenta de lo descabellado de la medida, no necesariamente por el contenido sino porque la forma tan antidemocrática como fue tomada dijo a Efe el politólogo nicaragüense Humberto Meza.

Es por eso que el movimiento desarrolló la consigna de “Ya no es por el INSS” (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social) y es verdad, consideró Meza.

Las pautas políticas que los jóvenes colocaron este lunes durante una gran movilización nacional fueron contra el autoritarismo en las tomas de decisiones, el deterioro institucional, el deterioro en las protestas sociales.

Es decir, lo que no se resuelve con la derogación de un decreto, eso sin contar, claro está, los presos políticos y la sangre demarrada estos últimos cinco días, valoró Meza.

“Restará ahora a Ortega ver si tiene la estatura moral para responder al tamaño de la demanda y las pautas que la ciudadanía colocó en las calles este lunes”, apuntó Meza, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Campinas en São Paulo, Brasil, y especialista en el área de activismo, movimientos sociales y partidos políticos.

Las protestas también han dejado a Ortega sin el control de las calles y de los movimientos sociales.

Probablemente eso estimuló la necesidad de retomar ese control a través de la violencia, pero fue una decisión humillante hasta para la propia Policía, cuyos oficiales estaban negando la represión a pesar de todas las evidencias en los vídeos que estaban transmitiendo en vivo, sostuvo Meza.

“Infelizmente la fiera está enfurecida, y eso no le permite comprender el daño que eso ocasiona en toda la ciudadanía y en su propia legitimidad. No es gratuito que ahora la ciudadanía pida su salida del poder”, razonó.

Los asesinatos de los estudiantes acabó con toda la legitimidad del poder de Ortega, “de forma que no me extrañaría que el próximo paso estuviera centrado en discutir la transición política en el país”, agregó.

Justo intelectuales sandinistas creen que detrás de la actual crisis, que ha puesto a Nicaragua en la agenda mediática mundial, existe un plan para sacar al mandatario del poder.

Según defensores del Gobierno consultados por Efe, las reformas en el seguro social fueron tomadas como excusa para desatar la violencia, y existe una estrategia del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y otros partidos opositores, apoyados por ONG y medios de comunicación, para ejecutar un “golpe suave” en Nicaragua.

El manual del “golpe suave” o “golpe blando” ha venido siendo aplicado con rigurosidad en Nicaragua, a la espera de que el antisandinismo reaccione y propicie con acciones violentas un golpe de Estado “incruento”, según la tesis oficialista.

Para el economista Adolfo Acevedo, Nicaragua cambió por completo en el transcurso de estas dos últimas semanas.

“Me parece que existe consenso en la necesidad de una salida pacífica que ponga fin a la espiral de represión y violencia. Sin embargo, también tengo la impresión de que ya no resulta viable una negociación que apunte a que las cosas vuelvan a los cauces normales”, observó.

Las aguas han desbordado con fuerza inusitada todos los cauces, y parece difícil que solo buscar una negociación sobre el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, signifique que todo retorne a como solía ser.

Luis Felipe Palacios/ EFE

Lee también: 

Advertisement

Internacional

Solo 4 mil venezolanos podrán entrar a Ecuador por día

También exigirán pasaporte a quienes quieran ingresar.

Frontera Ecuador.

Atravesar la frontera era solo un paso, tedioso pero sencillo, para los más de 4.000 venezolanos que entran cada día a Ecuador. Tras obtener el sello migratorio, el terreno empezaba a allanarse en su camino hacia una nueva oportunidad lejos de la escasez de Venezuela. Pero la situación ha cambiado.

El Gobierno ecuatoriano ha anunciado este jueves que, a partir del sábado no se permitirá la entrada de ningún venezolano en el país sin que presente su pasaporte. Un nuevo requisito que, además de restringir las preferencias que la ley ecuatoriana ya concedía a los vecinos de Sudamérica, complicará aún más el atropellado éxodo de los que huyen de la crisis de Venezuela.

Desde inicios de 2018 aproximadamente 547.000 venezolanos han ingresado a Ecuador a través de la frontera colombiana, a un promedio diario de entre 2.700 y 3.000 hombres, mujeres y niños, estima el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Tras declararse la emergencia migratoria la pasada semana, este organismo de la ONU señala que “la afluencia está aumentando y, en la primera semana de agosto, ingresaron al país cerca de 30.000 venezolanos (más de 4.000 por día)”. No obstante, solo el 20% del más de medio millón que ingresó este año se instaló en Ecuador en busca de una nueva vida, unas 72.000 personas hasta julio, según las cifras oficiales.

Lee también: Venezolanos ya no podrán ingresar a Ecuador solo con la cédula

“El Gobierno ecuatoriano, en línea con su lucha frontal contra los delitos como la trata y el tráfico de personas, a partir de este sábado exigirá que todas las personas que entren a Ecuador presenten obligatoriamente su pasaporte. Al mismo tiempo, exhortamos al Gobierno venezolano para que, de una vez, haga todos los esfuerzos políticos y, sobre todo, sociales con el fin de que sus ciudadanos no tengan que pasar por la muy difícil situación de dejar su país”, anunció el ministro del Interior, Mauro Toscanini, tras un encuentro de migrantes venezolanos con el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

La medida levantó rápidamente polémica por entrar en contradicción con la Ley Orgánica de Movilidad Humana, que solamente exige un documento nacional de identidad a los ciudadanos sudamericanos que quieran ingresar, circular o salir de Ecuador. Pero también porque acorrala aún más a los venezolanos.

La Defensoría del Pueblo ecuatoriana pidió a Interior y a Cancillería que desistan de aplicar ese requisito y exhortó a cumplir con la ley. El Ejecutivo sustenta la decisión en un informe técnico que ha identificado “casos de trata y explotación en migrantes” que entraron con su cédula. Y, justifica además, que la ley permite el acceso con un documento de identidad vigente y válido.

Con información de El País

Seguir leyendo

Internacional

579 kilos de droga en el autobús de Ecuador donde murieron 24 personas

En el vehículo viajaban ocho venezolanos.

Al menos 22 muertos y 18 heridos por accidente en carretera andina de Ecuador. Foto EFE.

El accidente de autobús en el que murieron 24 personas en la madrugada del pasado martes ha vuelto a destapar irregularidades en el paso fronterizo con Colombia.

La Policía ecuatoriana ha encontrado en el amasijo de hierro que quedó tras el choque más de media tonelada de droga. Según el director de Antinarcóticos, Carlos Alulema, han aparecido en el suelo del autobús, en un compartimento oculto, 584 paquetes de sustancias “sujetas a fiscalización”, es decir, de estupefacientes que alcanzan un peso de 579 kilogramos y un valor en el mercado nacional de 1,7 millones de dólares. Son 1,2 millones de dosis.

El cargamento no había sido descubierto hasta el momento, aunque ya se habían adelantado algunas diligencias tras el accidente. Ha sido un perro policía el que ha detectado la presencia de droga.

Lee también: Ocho venezolanos viajaban en bus siniestrado en Ecuador

“Al dar la señal positiva, se hizo una primera incisión y se detectó un compartimento oculto bajo los asientos”, explicó el general Alulema este viernes en una rueda de prensa. El mismo responsable de Antinarcóticos había adelantado el jueves por la noche el hallazgo de al menos media tonelada de sustancias, precisando que las primeras muestras correspondían a un compuesto de marihuana conocido como creepy.

No es la primera vez, según se ha informado a la prensa, que se utilizan autobuses aparentemente turísticos para introducir sustancias ilícitas en Ecuador. La Policía ecuatoriana, que coopera con información con la colombiana, ha confirmado que hay otros tres casos en indagación y que la Fiscalía ya ha abierto una investigación por narcotráfico para el bus accidentado.

“Es la primera vez que tenemos constancia de una operación con migrantes”, ha explicado Álvaro Osorio, fiscal contra la Criminalidad Organizada de Colombia, “tenemos información de otros operativos con droga y dinero”.

Con información de El País

Seguir leyendo

Internacional

Perú no encontró registros de venezolanos acusados de atentar contra Maduro

El Gobierno de Venezuela aseguró que el atentado tenía como objetivo acabar con la vida del presidente.

Las autoridades de Perú no tienen constancia de que los dos civiles venezolanos acusados por su Gobierno de atentar con el presidente Nicolás Maduro hayan ingresado o salido del territorio peruano por los cauces legales, informó hoy el superintendente de Migraciones de Perú, Eduardo Sevilla.

Sevilla explicó en una conferencia de prensa que “no se ha registrado ningún control migratorio de ingreso o salida del país” de Gregorio José Yaguas Monje, alias Latino, y Yaver Alberto Escalona, alias Pastor, los dos civiles que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, sugirió el miércoles que estarían en Perú.

Lee también: Ortega Díaz pidió a EE.UU. incluir en lista de sancionados al fiscal del caso Requesens

Falta por comprobar el resto de nombres de una lista de nueve personas presuntamente vinculadas con el atentado perpetrado el pasado 4 de agosto, documento que el Gobierno venezolano entregó a las autoridades peruanas para hacer las pesquisas correspondientes.

En ella están las identidades de seis militares y un expolicía que se encuentra prófugos de la Justicia venezolana desde 2017.

Las comprobaciones hechas por las autoridades peruanas se enmarcan dentro de la ley internacional, que consiste en el cruce de información de la oficina de Migraciones con los apellidos y nombres de las nueve personas, según indicó Sevilla.

En ese sentido, señaló que queda pendiente hacer la verificación de los militares y el policía con las respectivas búsquedas de homónimos para, tras ello, brindar una respuesta oficial a la Cancillería.

El Gobierno de Venezuela aseguró que el atentado tenía como objetivo acabar con la vida de Maduro y el mismo presidente ha culpado de este hecho al exgobernante colombiano Juan Manuel Santos, y a los diputados opositores venezolanos Julio Borges y Juan Requesens, este último detenido.

La Cancillería de Venezuela pidió el miércoles a la embajada de Perú en Caracas ubicar a dos venezolanos “vinculados con el magnicidio en grado de frustración contra Maduro, y las altas autoridades del país”, cuando en un desfile militar un par de drones que sobrevolaban el acto explotaron y causaron heridas a siete personas.

Contexto Diario

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement